Inicio

Decoration image

Bienvenidos en la Casa Episcopal, un apacible hotel de cuatro estrellas situado directamente en el centro histórico de la ciudad, en cercanía inmediata del Puente Carlos.

Una casa antigua en el mismo corazón de Praga, ubicada en el Barrio Pequeño, a cuatro pasos del Puente Carlos.

La historia de la casa data hasta el período románico. A finales del siglo XII un obispo poderoso, Príncipe Jindřich Břetislav, dejó construir una vasta corte como nueva sede episcopal al lado izquierdo del río Vltava. Los pontífices sucedientes lo extendieron y reconstruyeron. Una de las mayores reconstrucciones tuvo lugar después del incendio de 1249, provocado por los rebeldes contra el rey Venceslao I. En el año revolucionario de 1419, la corte fue saqueada y quemada. La sede episcopal se trasladó y los muros sirvieron como material para construcción de nuavas casas burguesas.

El aspecto actual de la casa, que recuerda sus antiguos origenes ya sólo con su nombre, es el resultado de seis años de reconstrucción de una casa del siglo XVI acabada en 1843.

Después de una amplia reconstrucción terminada en 1999, la casa fue convertida en hotel. Detrás de las paredes imperiales, los clientes pueden disfrutar un pleno confort igual que la atmósfera genuina del pasado.